POR: Hernán Ojeda (@ElPibeFaulkner)

La gran N sorprendió con la producción de una antología de cortos animados sci-fi que se destaca por un despliegue visual y una crudeza narrativa inéditas para la plataforma. Detrás de este megaproducto están nada más ni nada menos que David Fincher y Tim Miller, y es por eso que nos manijeó tanto. Hablamos de Love, Death + Robots, la nueva apuesta postapocalíptica de Netflix.

El “efecto Netflix”, sobre el que mereceríamos hablar en algún momento, hace que muchas veces producciones que no tendrían lugar en plataformas tradicionales, salas de cine o formato físico vean la luz de manera segura y masiva. No obstante, este enorme catálogo que nos ofrece la Gran N hace que todo el material quede flotando por el stream-éter audiovisual que ella misma se ha generado entre licencias fílmicas poco destacables, series ajenas que van y vienen y productos propios que, dependiendo su repercusión o su presupuesto inicial, van acomodándose por derecho propio en las marquesinas.

El caso de Love, Death + Robots es particular por más de un motivo: por un lado, es una superproducción antológica de ciencia ficción ideada por algunas cabezas brillantes y dirigida por muchas batutas diferentes —descripción que nos linkea de lleno con Black Mirror—; por el otro, trabaja con dos formatos algo más particulares: la animación —variada, que va desde el cartoon más naif al comic-style hiperrealista— y la duración de cortometraje —oscilando entre los 8 y los 17 minutos. Y, además, esas mentes maestras a las que hice mención son nada más ni nada menos que David Fincher (director de Fight Club, quien ya había colaborado con Netflix en la sólida serie Mindhunter) y Tim Miller (director de Deadpool), tándem que de movida promete muchísima acción, violencia y contenido cínico y explícito.

Entonces, con todas estas garantías, lo más lógico es esperar encontrarse con una batería de gemas claroscuras que vayan recto al mentón tanto en lo físico como en lo emocional, siempre desde las infinitas, y a la vez bastardeadas, herramientas que proporciona el imaginario sci-fi. Y lo cierto es que sí: LD&R reflexiona sobre el futuro, la tecnología y las formas en que la humanidad interviene la realidad. Sí: LD&R habla sobre futuros distópicos, en donde la tecnología es cada vez más extensión y reemplazo del hombre y su capacidad de tracción y sangre e, incluso, de raciocinio. Sí: LD&R es cruda, ligeramente irreverente y abiertamente gráfica. Sí, LD&R es todo esto y un poquito más, pero lo poquito más que puede, puesto que la premisa de la brevedad del cortometraje también conlleva una exigencia de impacto narrativo que a veces se logra y a veces no tanto.

Sin ánimo de spoilearle ningún plot-twist ni sorpresa al eventual nuevo netflixvidente, repasemos los que, considero, son los puntos altos y bajos de esta serie: Love, Death + Robots explora de una manera bastante particular una serie de mundos posibles en donde la tecnología está cada vez más insertada en los pasares cotidianos, mixturando tonos variados como la comedia/sátira (“El yogurt que conquistó al mundo”, “Tres robots”, “El vertedero), la trama bélica (“Lucky 13”, “La guerra secreta”, “Mutantes), la fantasía (“La era del hielo”, “Noche de pesca), diferentes expresiones dramáticas de la unión integral entre la carne, el hueso y los circuitos (“Trajes”, “La ventaja de Sonny”, “La testigo”, “Más allá de la grieta”, “Buena cacería”, “Necesito una mano”, “Zima Blue”, “Punto ciego) e inclusive la metarreflexión sobre la teoría de los mundos posibles tan nuclear en la ciencia ficción (“Historias alternativas). Todo este abanico oscila en un espectro que va de flojo a muy logrado de manera bastante marcada, teniendo impactos emocionales altísimos (como en el relato neo-chacarero Trajes), críticas sociales excelentemente desarrolladas (la crudísima y empoderadora Buena cacería), picos de tensión notables (la voraginosa persecución de La testigo”).

No obstante, los puntos más destacables y por los que considero que LD&R sale realmente triunfante es en la ejecución de un apartado visual realmente extraordinario en todos y cada uno de los episodios (cada uno de los cortos tiene su propio tono narrativo y visual, siendo la técnica de animación parte fundamental) y, por otro lado, también termina siendo mucho más contundente en los episodios centrados en la sátira y con ciertos detalles cómicos. La serie de Miller y Fincher termina reflexionando de manera profunda y consciente sobre la humanidad y su inminente obsolescencia tanto técnica como orgánica, pero mejor aún les sale chicanear al mundo desde una perspectiva irónica y alegórica, en donde los cuestionamientos sociales encuentran el tono que realmente necesitan.

Varios de estos cortos bien podrían valer en un futuro como núcleos argumentales de historias mayores, o posibles adaptaciones. El desarrollo gráfico podría servir de lección para que algunos desarrolladores de videojuegos perfeccionen sus métodos de elaboración de cinemáticas, o incluso adquieran ideas originales para producciones futuras. No obstante, cabe aclarar que LD&R es extremadamente explícita, y no por ser animación es apta para cualquier audiencia. Ese punto también hace aún más valiosa a esta antología: prefiere resignar masividad entre audiencias jóvenes o más susceptibles por no negociar su esencia, yendo al origen extremo del cyberpunk para contar las cosas tal cual quiere contarlas, sin ser condescendiente con la humanidad ni desaprovechar las guardias bajas que se encuentra por delante.

En resumen, Love, Death + Robots es una verdadera colección de trompadas a la mandíbula de ciencia ficción distópica, de esa que realmente vale la pena, que cuenta con algunas historias contundentes, con puntos realmente altos y con un despliegue visual de un nivel y variedad que nunca antes se ha visto en una misma serie. Agradezcamos que este formato de negocios de plataformas permita tener esto al alcance de nuestras manos, y disfrutemos de tener en el escenario principal a una amalgama de formatos (corto, animación, cyberpunk) que siempre oficiaron de teloneros y que, como nos demostraron acá, tienen muchísimo para decir.

___________________________________________

TRAILER:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *